jueves, 30 de agosto de 2012

La locatio-conductio operarum o contrato de trabajo romano



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

En la locatio-conductio operarum o arrendamiento de servicios, el locator se obliga a prestar al conductor una determinada cantidad de trabajo a cambio de una remuneración.

Contrato de trabajo romano
La locatio-conductio operarum equivalía al actual contrato de trabajo.

- Ejemplo de locatio-conductio operarum


Así, por ejemplo, cuando contrato los servicios de un jardinero para arreglar un jardín, o la actuación de unos músicos para amenizar una fiesta nocturna.

- La locatio operarum, equivalente al actual contrato de trabajo


La locatio operarum coincide con lo que hoy entendemos por contrato de trabajo, aunque los problemas actuales que plantea este contrato, no pudieron ni tan siquiera vislumbrarse entonces, entre otras cosas, porque en el ámbito laboral, el trabajo de los esclavos superaba con mucho en importancia al remunerado.

- Obligaciones, derechos y responsabilidad del locator


El locator debe realizar personalmente los trabajos previstos en el contrato y responde hasta el límite de culpa levis, y el conductor debe pagar la remuneración establecida.

- Extinción de la locatio operarum


La locatio operarum se extingue una vez concluidos los trabajos encomendados y por muerte del locator; sin embargo, según aprendemos de Ulpiano (D. 19, 2, 19, 8), la muerte del conductor no extingue la relación obligatoria que presumiblemente se transmite a los herederos.

----------

Fuente:
Derecho Privado Romano - Antonio Ortega Carrillo de Albornoz.