viernes, 5 de abril de 2013

El edicto perpetuo de Adriano



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Una vez que se constata que el edicto permanece inamovible, el emperador Adriano encarga al jurista Salvo Juliano que lleve a cabo una redacción definitiva de ese edicto (aprobada por el Senado). Con esta codificación del edicto, este deja de ser una obra de los pretores y se convierte en una especie de libro jurídico, que tiene una autoridad semejante a la de los otros libros escritos por los juristas. En la época postclásica se le llamará Edicto perpetuo.