jueves, 4 de abril de 2013

Las fuentes de las obligaciones en las instituciones de Gayo



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Las fuentes de las obligaciones en las Instituciones de Gayo.

La summa divisio es la máxima clasificación que se puede hacer de las fuentes de las obligaciones. Bien de delitos o bien de contratos.

Para Gayo existen contratos reales (hace falta la cosa para que se realice ese contrato), los verbales (se perfeccionan mediante la palabra, que llevan a que nazcan ese tipo de contratos), literales (se perfeccionan mediante una forma documental) y los consensuales (se caracterizan porque surgen por el mero consentimiento de las partes) para Gayo existen dos grandes fuentes de las obligaciones, por una parte, los delitos, por otra parte, los contratos.

Con posterioridad, aparece una obra de autoría dudosa, que dice que las obligaciones pueden derivar de delitos, de contratos o de otras figuras.

Justiniano las denomina cuasidelitos, que se asemejan a los delitos pero no llegan a serlo, y otras, que se asimilan a los contratos aunque no llegan a ser tal y que precisamente por eso, por ser actuaciones lícitas que se aproximan a los contratos, Justiniano las denomina como cuasi contratos.