viernes, 29 de noviembre de 2013

Autoprotección ilícita en la antigua Roma



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

- Penalizaciones en casos de justicia privada


Con arreglo a la lex Iulia, se confisca la tercera parte de los bienes del condenado por ejercer violencia privada, se previene que no podrá ser senador, ni decurión, ni alcanzar rango alguno, o tener un puesto en algún orden, ni ser juez, y según un senadoconsulto, carecerá de todo honor, como un infame.

De vi privata damnati pars tertia bonorum ex lege Iulia publicatur et cautum est, ne senator sit, ne decurio, aut ullum honorem capiat, neve in eum ordinem sedeat, neve iudex sit: et videlicet omni honore quasi infamis ex senatus consulto carebit.

D., 48, 7, ad L. Iuliam de vi priv., I, pr. (Marciano).

Antigua Roma

- La infamia a consecuencia de justicia privada


Si el acreedor, sin autoridad del juez, ocupase bienes del deudor, está sujeto a esta ley (Iulia de vi), es multado con la tercera parte de sus bienes y se hace infame.

Si creditor sin auctoriate iudicis res debitoris occupet, hac lege tenetur et tertia parte bonorum multatur et infamis fit.

Eod., 8 (Modestino).

- Violación, o no, de la lex Iulia de vi privata


El acreedor con documento escrito, si se apoderase, sin orden del presidente, por la fuerza, de cosas de su deudor en concepto de prendas, no habiendo sido gravadas, viola la lex Iulia de vi privata. En cambio, no se le prohibe perseguir, aun sin autorización del juez, las cosas dadas en fiducia y las prendas que tenía en su poder.

Creditor chirographarius si sine iussu praesidis per vim debitoris sui pignora, cum non haberet obligata, ceperit, in legem Iuliam de vi privata committit. Fiduciam vero et pignora apud se deposita persequi et sine auctoritate iudicis vindicare non prohibetur.

Paulo, Sent., 5, 26, 4.

- Decreto de Marco


Existe, pues, un decreto del divino Marco con estas palabras: "Lo mejor es que si crees tener algunas reclamaciones que hacer, ejercites las acciones correspondientes.". Como Marciano alegase: "No hice violencia alguna", el César dijo: "¿Entiendes que hay violencia únicamente si los hombres fuesen heridos? Existe violencia tantas veces cuantas alguien exige lo que cree que se le debe sin valerse del juez. Si, por tanto, fuese probado ante mí que alguien posee o ha recibido temerariamente y sin intervención de juez alguno, alguna cosa del deudor o el dinero debido no pagado sin coacción por el mismo, y que se administró justicia por sí mismo en aquel asunto, no tendrá el derecho de crédito".

Exstat enim decretum divi Marci in haec verba: "Optimum est, ut, si quas putas te habere petitiones, actionibus experiaris. Cum Marcianus diceret: vim nullam feci, Caesar dixit: tu vim putas esse solum, si homines vulnerentur? Vis est et tunc, quotiens quis id, quod deberi sibi putat, non per iudicem reposcit. Quisquis igitur probatus mihi fuerit rem ullam debitoris vel pecuniam debitam non ab ipso sibi sponte datam sine ullo iudice temere possidere vel accepisse, isque sibi ius in eam rem dixisse: ius crediti non habebit".

D., 4, 2, quod metus, 13 (Calistrato).

- Autoprotección ilícita ante bienes del fisco


Si alguien llegase a tanta audacia insensata que invadiese violentamente, antes del resultado del arbitrio judicial, bienes constituidos en poder del fisco o de individuos cualesquiera, si fuera realmente dueño, restituya al poseedor la posesión que arrebató y pierda el dominio de la misma cosa. Pero si entró por la fuerza en la posesión de cosas ajenas, no solamente se las restituya a los poseedores, sino que también será compelido a restituirles la estimación de las mismas.

Si quis in tantam furoris pervenerit audaciam, ut possessionem rerum apud fiscum vel apud homines quoslibet constitutarum ante eventum iudicialis arbitrii violenter invaserit, dominus quidem constitutus possessionem, quam abstulit, restituat possessori et dominuim eiusdem rei amittat. Sin vero alienarum rerum possessionem invasit, non solum eam possidentibus reddat, verum etiam aestimationem earundem rerum restituere compellatur.

C., 8, 4, unde vi, 7 (Valentiniano, Teodosio y Arcadio).

----------

Arias Ramos, "Derecho romano", págs. 665 - 666, 899 - 900.

----------



Artículo redactado por Javier García de Tiedra González, estudiante de Derecho en la Universidad de Cádiz y administrador de Derecho en red.