martes, 17 de diciembre de 2013

La fase "in iudicio" del procedimiento civil romano



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

- Comparecencia al procedimiento


Después del mediodía, adjudíquese el objeto litigioso al que esté presente.

Post meridiem praesenti litem addicito.

Ley de las XII Tablas, I, 8.

Procedimiento civil Roma

- Prueba


Incumbe la prueba a aquel que afirma, no al que niega.

Ei incumbit probatio qui dicit, non qui negat.

D., 22, 3, de probationibus, 2 (Paulo).

- Excepciones y actor


En las excepciones hay que decir que el demandado debe hacer las veces de actor, y probar él mismo la excepción como si fuera una demanda; de tal modo, que si, por ejemplo, utilizase la exceptio pacti conventi, debe demostrar la existencia de pacto convenido.

In exceptionibus dicendum est reum partibus actoris fungi oportere ipsumque exceptionem velut intentionem implere: ut puta si pacti conventi exceptione utatur, docere debet pactum conventum factum esse.

Eod., 19, pr. (Ulpiano).

- Exceso en la intentio y pérdida del pleito


Si alguien se excediere en la intentio, perece la causa, es decir, pierde el pleito y no se concede por el pretor la in integrum restitutio.

Si quis intentione plus complexus fuerit, causa cadit, id est rem perdit, nec a praetore in integrum restituitur.

Gayo, 4, 53.

- Excepto litis dividuae


Mas es peligroso, según dijimos antes, pedir de más; se puede, en cambio, pedir de menos; pero respecto al resto, no se permite reclamar dentro de la misma pretura, pues quien así demandase sería rechazado por la excepción que se llama excepto litis dividuae.

Sed plus quidem intendere, sicut supra diximus, periculosum est; minus autem intendere licet sed de reliquo intra eiusdem praeturam agere non permittitur; nam qui ita agit, per exceptionem excluditur, quae exceptio appellatur litis dividuae.

Eod., 56.

- Sentencia "plus petitio"


Y así es que cuando en un juicio imperio continente se hubiere entablado una acción, sea real, sea personal, sea con fórmula in factum conceptae, sea de las que tienen la intentio in ius, se puede, no obstante, en puro derecho pleitear nuevamente sobre la misma cuestión; y por ello es necesaria la excepción de cosa juzgada o aducida en juicio.

Por el contrario, en un juicio legítimo, ejercitada una acción personal de las que tienen la intentio fundada en el ius civile, no se puede en puro derecho pleitear posteriormente sobre la misma cuestión, y por ello es superflua la excepción; en cambio, si se hubiese ejercitado una acción real o in factum, en puro derecho se puede, sin embargo, pleitear después, y por ello es necesaria la excepción de cosa juzgada o aducida en juicio.

Cosa distinta acaecía antiguamente con las acciones de la ley, pues, una vez que se había pleiteado sobre una cuestión, no se podía pleitear en puro derecho después, ni estaba en absoluto en uso en aquellos tiempos como lo está ahora la excepción.

Et si quidem imperio continenti iudicio actum fuerit, sive in rem sive in personam, sive ea formula quae in factum conceptae est, sive ea quae in ius habet intentionem, postea nihilo minus ipso iure de eadem re agit potest; et ideo necessaria est exceptio rei iudicatae vel in iudicium deductae.

Si veo legitimo iudicio in personam actum sit ea formula quae iuris civilis habet intentionem, postea ipso iure de eadem re agi non potest, et ob id exceptio supervacua est; si vero vel in rem vel in factum actum fuerit, ipso iure nihilo minus postea agi potest, et ob id exceptio necessaria est rei iudicatae vel in iudicium deductae.

Alia causa fuit olim legis actionum; nam qua de re actum semel erat, de ea postea ipso iure agi non poterat; nec omnino ita ut nunc usus erat illis temporibus exceptionum.

Eod., 106-107-108.

----------

Arias Ramos, "Derecho romano", págs. 674, 905.

----------



Artículo redactado por Javier García de Tiedra González, estudiante de Derecho en la Universidad de Cádiz y administrador de Derecho en red.