jueves, 5 de diciembre de 2013

"Litis contestatio" y fórmula



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

- Absolución tras litis contestatio


Queda por examinar qué es lo conforme a la misión del juez en el caso de que, antes de ser juzgado el asunto y después de aceptado el juicio (accipere iudicium, litis contestatio), aquel al cual se demanda pague al actor; si deberá absolver o mejor condenar, ya que el demandado, en el momento de aceptar el juicio (litis contestatio), estaba en tal situación, que, con arreglo a ella, debía ser condenado. Nuestros maestros estiman que se le debe absolver, no importando de qué clase sea el juicio; esto es lo que comúnmente se dice, que, según Sabino y Casio, todos los juicios eran absolutorios...

Superest ut dispiciamus, si ante rem iudicatam is cum quo agitur post acceptum iudicium satisfaciat actori, quid officio iudicis conveniat, utrum absolvere, an ideo potuis damnare, quia iudicii accipiendi tempore in ea causa fuerit, ut damnari debeat. Nostri praeceptores absolvere eum debere existimant, nec interesse cuius generis sit iudicium; et hoc est quod vulgo dicitur Sabino et Cassio placere omnia iudicia absolutoria esse...

Gayo, 4, 114.

Litis contestatio formula

- Obligación por dolo


"Si lo hubieren hecho", dice, "antes de la litis contestatio": se añadió esto por la razón de que después de la litis contestatio todos empiezan a ser poseedores de mala fe, o, mejor dicho, después de promovida la controversia. Pues aunque en el senadoconsulto se haga mención de la litis contestatio, también después de promovida la controversia se hacen iguales todos los poseedores y son tenidos casi como ladrones. Tal derecho le aplicamos también hoy, porque el que es demandado empezó a conocer que posee una cosa que no le pertenece. El que realmente es un usurpador quedará obligado por razón de dolo incluso antes de la litis contestatio; hay aquí, pues, un dolo pretérito.

"Si ante litem contestam", inquit, "fecerit": hoc ideo adiectum quoniam post litem contestatam omnes incipiunt malae fidei possessores esse, quin immo post controversiam motam. Quamquam enim litis contestatae mentio fiat in senatus consulto, tamen et post motam controversiam omnes possesso res pares fiunt et quasi praedones tenentur. Et hoc iure hodie utimur: coepit enim scire rem ad se non pertinentem possidere se is qui interpellatur. Qui vero praedo est, et ante litem contestatam doli nomine tenebitur: hic est enim dolus praeteritus.

D., 5, 3, de hereditatis pet., 25, 7 (Ulpiano).

- Partes de la fórmula


Las partes de las fórmulas son éstas: demonstratio, intentio, adiudicatio, condemnatio.

Demonstratio es aquella parte de la fórmula que se inserta al principio para indicar el asunto de que se trata: tal como, por ejemplo, esta porción de fórmula: "por cuanto A. Agerio a N.  Negidio vendió un esclavo"; o también ésta: "por cuanto A. Agerio depositó en N. Negidio un esclavo".

Intentio es aquella parte de la fórmula en la cual está encerrado lo que desea el actor; como, por ejemplo, esta porción de la fórmula: "si resulta que N. Negidio debe dar a A. Agerio diez mil sestercios"; o también ésta: "lo que resulte que N. Negidio debe dar o hacer a A. Agerio; o también ésta: "si resulta ser el esclavo de A. Agerio, según el derecho de los quírites".

Adiudicatio es aquella parte de la fórmula por la cual se permite al juez adjudicar una cosa a alguno de los litigantes; por ejemplo, si se ejercitase la acción de división de herencia entre los coherederos, o la communi dividundo entre comuneros, o la finium regundorum entre vecinos: pues en ellas se dice así: "cuanto debas adjudicar a Ticio, tú, juez, adjudícaselo".

Condemnatio es aquella parte de la fórmula en la que se confiere al juez la potestad de condenar o absolver; tal, por ejemplo, esta porción de fórmula: "Tú, juez, condena a N. Negidio a favor de A. Agerio en diez mil sestercios. Si no resulta, absuelve"; o también ésta: "tú, juez, a N. Negidio a favor de A. Agerio condena en no más de diez mil. Si no resulta, absuelve"; o también ésta: "tú, juez, a N. Negidio a favor de A. Agerio condena"; y lo demás, sin que sea añadido: "en no más de diez mil".

Partes autem formularum hae sunt: demonstratio, intentio, adiudicatio, condemnatio.

Demonstratio est ea pars formulae quae principio ideo inseritur, ut demonstretur res de qua agitur: velut haec pars formulae: quod A. Agerius N. Negidio hominem vendidit; item haec: quod A. Agerius apud N. Negidium hominem deposuit.


Intentio est ea parte formulae qua actor desiderium suum concludit: velut haec pars formulae: si paret N. Negidium A. Agerio sestertium x milia dare oportere; item haec: quidquid paret N. Negidium A. Agerio dare facere oportere; item haec: si paret hominem ex iure quiritium A. Agerii esse.

Adiudicatio est ea pars formulae qua permittitur iudici rem alicui ex litigatoribus adiudicare; velut si inter coheredes familiae erciscundae agatur, aut inter socios communi dividundo, aut inter vicinos finium regundorum; nam illic ita est: quantum adiudicari oportet, iudex Titio adiudicato. 

Condemnatio est ea pars formulae qua iudici condemnandi absolvendive potestas permittitur; velut haec pars formulae: Iudex N. Negidium A. Agerio sestertium x milia condemna. Si non paret absolve; item haec: iudex N. Negidium A. Agerio dumtaxat x milia condemna. Si non paret absolvito; item haec: iudex N. Negidium A. Agerio condemnato, et reliqua, ut non adiiciatur: dumtaxat x milia.

Gayo, 4, 39-43.

----------

Arias Ramos, "Derecho romano", págs. 669 - 670, 902 - 903.

----------



Artículo redactado por Javier García de Tiedra González, estudiante de Derecho en la Universidad de Cádiz y administrador de Derecho en red.