viernes, 17 de enero de 2014

Accesión de muebles en Roma



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

- Accesión: actio ad exhibendum, actio in rem, actio in factum


Igualmente las cosas que, juntas o adosadas a otras, ceden a ellas por accesión, en tanto están adheridas no puede vindicarlas el dueño; pero puede ejercitar la actio ad exhibendum para que sean separadas y entonces se reivindiquen, excepto, por supuesto, aquello que escribe Casio en relación con las soldaduras. Porque dice éste que si a una estatua suya se le hubiera adosado un brazo por soldadura, se pierde en la unidad de la parte mayor, y lo que una vez se hizo ajeno, aunque de allí haya salido arrancado, no puede retornar al primitivo dueño. No sucede lo mismo con lo que se hubiere unido con plomo, porque la soldadura operada con la misma materia da lugar a una mezcla indistinta, y no sucede lo mismo en la soldadura con plomo. Y, por esto, en todos aquellos casos en los que no tiene lugar ni la actio in ad exhibendum ni la actio in rem es necesaria la actio in factum. Sin embargo, en aquellos objetos que estuviesen constituidos por cuerpos destacados es sabido que cada una de las partes conserva su propia individualidad, como cada esclavo o cada oveja, y que, por ello, yo puedo reivindicar un rebaño aunque en él esté mezclada, pero puedes tú, asimismo, reivindicar la oveja. Lo que no sucedería de la misma manera en cuerpos coherentes, porque si a una estatua mía le hubieras adosado el brazo de una estatua ajena, no puede decirse que el brazo es tuyo, ya que la totalidad de la estatua constituye un concepto unitario.

Item quaecumque aliis iuncta sive adiecta accessionis loco cedunt, ea quamdiu cohaerent dominus vindicare non potest, sed ad exhibendum agere potest, ut separentur et tunc vindicentur: scilicet excepto eo, quod Casius de ferruminatione scribit. Dicit enim, si statuae suae ferruminatione iunctum bracchium sit, unitate maicris partis consumi et quod semel alienum factum sit, etiamsi inde abruptum sit redire ad priorem dominum non posse. Non idem in eo quod adplumbatum sit, quia ferruminatio per eadem materiam facit confusionem, plumbatura non idem efficit. Ideoque in omnibus his casibus, in quibus neque ad exhibendum neque in rem locum habet, in factum actio necessaria est. At in his corporibus, quae ex distantibus corporibus essent, constat singulas partes retinere suam propriam speciem, ut singuli homines, singulae oves: ideoque posse me gregem vindicare, quainvis aries tuus sit immixtus, sed et te arietem vindicare posse. Quod non idem in cohaerentibus corporibus eveniret: nam si statuae meae bracchium alienae statutae addideris, non posse dici bracchium tuum esse, quia tota statua uno spiritu continentur.

D., 6, I, de rei vindicat., 23, 5 (Paulo).

Accesion muebles derecho romano
Las estatuas o esculturas romanas solían ser objeto de la accesión en muebles.

- Accesión de la púrpura en un vestido y la condictio contra ladrones


Pero si alguien entretejió en un vestido suyo púrpura ajena, aunque la púrpura es más valiosa, cede por accesión al vestido, y el que fue dueño de la púrpura tiene contra el que se la sustrajo la actio furti y la condictio, sea él u otro el que hizo el vestido. Porque las cosas extinguidas, si bien no pueden ser reivindicadas, puede, sin embargo, ejercitarse, respecto de ellas, la condictio contra los ladrones y cualesquiera otros poseedores.

Si tamen alienam purpuram quis intexuit suo vestimento, licet pretiosior est purpura, accesionis vice cedit vestimento: et qui dominus fuit purpurae, adversus eum qui subripuit habet furti actionem et condictionem, sive ipse est qui vestimentum fecit sive alius. Nam [extinctae res licet vindicari non possint, condici tamen a furibus et a quibusdam aliis possessoribus possunt].

I., 2, I, de rerum div., 26.

- Accesión en pinturas


Pero se acepta una solución contraria si alguien en una tabla mía pintase, por ejemplo, una imagen; pues se prefiere decir que la tabla cede a la pintura. De cuya diversidad de criterio difícilmente se da una razón idónea. Ciertamente, según esta regla, si estando yo poseyendo me reclamas el cuadro que es tuyo, sin pagarme el precio de la tabla, podría rechazar tu demanda por medio de la excepción de dolo; y si tú poseyeras, lógico es que se me deba dar contra ti una actio utilis, en cuyo caso, si no pagase los gastos de la pintura podrás rechazarme con la excepción de dolo, siempre que fueses poseedor de buena fe. Es evidente que si tú u otro me hubiereis sustraído la tabla, me compete la actio furti.

Sed si in tabula mea aliquis pinxerit veluti imaginem, contra probatur; magis enim dicitur tabulam picturae cedere. Cuius diversitatis vix idonea ratio redditur: certe secundum hanc regulam si me possidente petas imaginem tuam esse, nec solvas pretium tabulae, poteris per exceptionem doli mali summoveri; at si tu possideas, consequens est ut utilis mihi actio adversum te dari debeat; quo casu nisi solvam impensam picturae, poteris me per exceptionem doli mal repellere, utique si bonae fidei possessor fueris. Illud palam est, quod sive tu subripueris tabulam sive alius, competit mihi furti actio.

Gayo, 2, 78.

- Inexistencia de accesión en papiro o pintura propia


Mas también lo que se escribe en un papiro mío o se pinta en una tabla mía se hace mío instantáneamente, aunque en cuanto a la pintura hayan opinado algunos en contra, en razón al valor de la pintura; pero es preciso que una cosa cede a aquella sin la cual no puede existir.

Sed et id, quod in charta mea scribitur aut in tabula pingitur, statim meum fit: licet de pictura quidam contra senserint propter pretium picturae: sed necesse est ei rei cedi, quod sine illa esse non potest.

D., 6, I, de rei vindicat, 23, 3 (Paulo).

- ¿Cede la pintura a la tabla o la tabla a la pintura? Depende.


Si alguien hubiera pintado en tabla ajena, opinan unos que la tabla cede a la pintura; les parece a otros que la pintura, cualquiera que sea, cede a la tabla. Pero a nosotros nos parece mejor que la tabla ceda a la pintura, porque es ridículo que una pintura de Apeles o Parrasio ceda por accesión a una pobrísima tabla. Lo cual no obsta para que si el dueño de la tabla poseedor del cuadro se lo reclamase el que lo pintó y no pagase el precio de la tabla, pueda ser repelido con la exceptio doli mali. En cambio, si le poseyese el que lo pintó, es lógico que se dé contra él una actio utilis al dueño de la tabla, en cuya hipótesis, si éste no pagase el coste de la pintura, podrá ser repelido por la exceptio doli mali, siempre que hubiera sido poseedor de buena fe el que hizo la pintura. Porque es evidente que si el que pintó u otro sustrajo las tablas, compete al dueño de las mismas la actio furti.

Si quis in aliena tabula pinxerit, -quidam putant- tabulam picturae cedere; -aliis- videtur picturam, qualisqumque sit, tabulae cedere. Sed nobis videtur melius esse tabulam picturae cedere: ridiculum est enim picturam Apellis vel Parrhasii in accessionem vilissimae tabulae cedere. Unde si a domino tabulae imaginem possidente is qui pinxit eam petat nec solvat pretium tabulae, poterit per exceptionem doli mali summoveri, at si is qui pinxit possideat, consequens est, ut utilis actio domino tabulae adversus eum detur, quo casu, si non solvat impensam picturae, poterit per exceptionem doli mali repelli, utique si bona fide possessor fuerit -ille qui picturam imposuit-. Illud enim palam est, quod, sive -is qui pinxit- subripuit tabulas sive alius, competit -domino tabularum- furti actio.

I., 2, I, de rerum div., 34.

- Las letras ceden en detrimento de papiros o pergaminos


También las letras, aunque fuesen de otro, ceden igualmente a los papiros o pergaminos, como suele ceder al suelo lo que en él se edifica o se siembra; y de este modo, si en papiros o pergaminos tuyos hubiese escrito Ticio una poesía, o una historia, o un discurso, será considerado el dueño de este objeto (o volumen), no Ticio, sino tú. Pero si reclamases a Ticio tus libros o tus pergaminos y no estuvieses dispuesto a pagar los gastos de la pintura, podrá Ticio defenderse por la exceptio doli mali, con tal que hubiese adquirido de buena fe la posesión de tales papiros o pergaminos.

Litterae quoque, licet aureae sint, perinde chartis membranisque cedunt, acsi solo cedere solent ea quae inaedificantur aut inseruntur: ideoque si in chartis membranisve tuis carmen vel historiam vel orationem Titius scripserit, huius corporis non Titius, sed tu dominus esse iudiceris. Sed si a Titio petas tuos libros tuasve membranas esse nec impensam scripturae solvere paratus sis, poterit se Titius defendere per exceptionem doli mali, utique si bona fide earum chartarum membranarumve possessionem nanctus est.

Eod., 33.

----------

Arias Ramos, "Derecho romano", págs. 690 - 691, 916 - 917.

----------



Artículo redactado por Javier García de Tiedra González, estudiante de Derecho en la Universidad de Cádiz y administrador de Derecho en red.