domingo, 19 de enero de 2014

La especificación en Roma



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

- Juristas romanos y su opinión sobre la especificación


Cuando alguien hubiere hecho por sí alguna cosa con materia ajena, Nerva y Próculo opinan que es el dueño el que la hubiere hecho, porque lo que se ha hecho, antes no era de nadie. Sabino y Casio entienden que la razón natural hace más bien que el que era dueño de la materia sea asimismo dueño de lo que con dicha materia ha sido hecho, ya que sin la materia ningún objeto se podría hacer. Si, por ejemplo, con oro, plata o bronce yo hubiera hecho algún vaso; o si con tablas tuyas una embarcación, o un armario o bancos; o bien con lana tuya un vestido, o con vino y miel jarabe, o con medicamentos tuyos un colirio; o con uvas o aceitunas o espigas tuyas, vino, aceite o trigo. Pero hay también la opinión intermedia de quienes creen con razón que cuando el objeto pueda volver a transformarse en la materia originaria será lo más acertado esto que opinaron Sabino y Casio; y si no pudiera volver a transformarse será lo más acertado por Nerva y Próculo. Por ejemplo, un vaso fundido puede volver a convertirse en masa informe de oro, plata o bronce, pero el vino, aceite o trigo no pueden volver a transformarse en uvas, aceitunas y espigas; ni tampoco, realmente, el jarabe puede convertirse en miel y en vino, o el emplasto o los colirios en los medicamentos.

Cum quis ex aliena materia speciem aliquam suo nomine fecerit, Nerva et Proculus putant hunc dominum esse qui fecerit, quia quod factum est, antea nullius fuerat. Sabinus et Casius magis naturalem rationem efficere putant, ut qui materiae dominus fuerit, idem eius quoque, quod ex eadem materia factum sit, dominus esset, quia sine materia nulla species effici possit: veluti si ex auro vel argento vel aere vas aliquod fecero, vel ex tabulis tuis navem aut armarium aut subsellia fecero, vel ex lana tua vestimentum, vel ex vino et mele tuo mulsum, vel ex medicamentis tuis emplastrum aut collyrium, vel ex uvis aut olivis aut spicis tuis vinum vel oleum vel frumentum. Est tamen etiam media sententia recte existimantium, si species ad materiam reverti possit, verius esse quod et Sabinus et Casius senserunt, si non possit reverti, verius esse, quod Nervae et Proculo placuit. Ut ecce vas conflatum ad rudem massam auri vel argenti vel aeris reverti potest, vinum vero vel oleum vel frumentum ad uvas et olivas et spicas reverti non potest: ac ne mulsum quidem ad mel et vinum vel emplastrum aut collyria ad medicamenta reverti possunt.

D., 41, I, de adquirendo rerum dom., 7, 7 (Gayo).

Plato de oro romano, un ejemplo clásico de especificación.

- Actio furti y condictio en la especificación romana


Si alguien me ha sustraído una masa de plata y hubiere hecho vasos, puede ejercitar la actio furti o la condictio, bien por los vasos, bien por la masa. Lo mismo sucede con las uvas, el mosto y el orujo, pues también se puede ejercitar la actio furti, tanto por las uvas, como el mosto, como por el orujo; y también la condictio.

Si quis massam meam argenteam subripuerit et pocula fecerit, possum vel poculorum vel massae furti agere vel condictione. Idem est et in uvis et in musto et in vinaceis: nam et uvarum et musti et vinaceorum nomine furti agere potest, sed et condici.

D., 47, 2, de furtis, 52, 14 (Ulpiano).

----------

Arias Ramos, "Derecho romano", págs. 693 y 919.

----------



Artículo redactado por Javier García de Tiedra González, estudiante de Derecho en la Universidad de Cádiz y administrador de Derecho en red.