martes, 15 de julio de 2014

Obligaciones según su objeto en el Derecho romano



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Si analizamos las obligaciones en el Derecho romano según su objeto vamos a diferenciar primeramente en imposibles, divisibles e indivisibles, ciertas e inciertas, y seguidamente en obligaciones alternativas, facultativas o genéricas.

Obligaciones en derecho romano

- Obligaciones imposibles, divisibles e indivisibles, ciertas e inciertas


+ Obligación de objeto imposible: nula


La obligación de objetos imposibles es nula.

Impossibilium nulla obligatio est.

D., 50, 17, de diversis regulis, 185 (Celso).

+ Obligaciones divisibles e indivisibles


Y de todas éstas (las estipulaciones), unas admiten la prestación de partes, como cuando nos hacemos prometer que se darán diez; otras, no la admiten, como aquellas que por naturaleza no toleran división, como cuando nos hacemos prometer las servidumbres de via, iter o actus; otras toleran realmente por naturaleza la dación de una parte, pero no se cumple la estipulación si no se da la totalidad, como cuando me hago prometer en abstracto un esclavo, o una bandeja o un vaso cualquiera. Pues, si se hubiera pagado una parte (indivisa de la propiedad) de Stico, no habrá surgido en parte alguna todavía una liberación de la estipulación, sino que puede repetirse (lo ya transmitido) o está pendiente la obligación hasta que se dé otro esclavo. De la misma clase es esta estipulación: "¿Será dado Stico o Pánfilo?".

Et harum omnium quadam partium praestationem recipiunt, veluti cum decem dari stipulamur: quaedam non recipiunt, ut in his, quae natura divisionem non admittunt, veluti cum viam iter actum stipulamur: quaedam partis quidem dationem natura recipiunt, sed nisi tota dantur, stipulationi satis non fit, veluti cum hominem generaliter stipulator aut lancem aut quodlibet vas: nam si Stichi pars soluta sit, nondum in ulla parte stipulationis liberatio nata est, sed aut statim repeti potest aut in pendenti est, donec, alius detur. Eiusdem condicionis est haec stipulatio: "Stichum aut Pamphilum dari?".

D., 45, I, de verborum obligationibus, 2, I (Paulo).

+ Obligaciones ciertas e inciertas



Unas estipulaciones son ciertas y otras inciertas; se considera cierto lo que del tenor de las mismas palabras aparece qué, cuál y cuánto sea, como, por ejemplo: diez áureos, el fundo Tusculano, el esclavo Stico, cien medidas del mejor trigo africano, cien ánforas del mejor vino de Campania.

Stipulationum quaedam certae sunt, quaedam incertae. Certum est quod ex ipsa pronuntiatione apparet quid quale quantumque sit, ut ecce aurei decem, fundus Tusculanus, homo Stichus, tritici Africi optimi modii centum, vini Campani optimi amphorae centum.

Eod., 74 (Gayo).

+ Estipulación incierta


Pero cuando no aparece qué, cuál y cuánto está comprendido en la estipulación, hay que decir que la estipulación es incierta.

Ubi autem non apparet, quid quale quantumque est in stipulatione, incertam esse stipulationem dicendum est.

Eod., 75, pr. (Ulpiano).

- Obligaciones alternativas, facultativas y genéricas


+ Obligaciones alternativas


Si la compra hubiese sido hecha así: "Compro para mí a Stico o a Pánfilo", igual que sucede en las estipulaciones, está en la facultad del vendedor dar al que quiera. Pero, muerto uno, se ha de dar el que subsista; y, por tanto, el riesgo del primero corresponde al vendedor y el del último al comprador; pero también si murieron al mismo tiempo se deberá el precio, ya que uno en realidad vivió a riesgo del comprador. Lo mismo se ha de decir si se hubiere dejado al arbitrio del comprador tener el que quisiera, siempre que lo dejado a su arbitrio fuese solamente esto: que se tendría por comprado el que quisiera; no que se compraría (o no).

Si emptio ita facta fuerit: "est mihi emptus Stichus aut Pamphilus", in potestate est venditoris, quem velit dare, sicut in stipulationibus, sed uno mortuo quid superest dandos est: et ideo prioris periculum ad venditorem, posterioris ad emptorem rescipit. Sed et si pariter decesserunt, pretium debebitur: unus enim utique periculo emptoris vixit. Idem dicendum est etiam, si emptoris fuit arbitrium quem vellet, habere, si modo hoc solum arbitrio eius commissum sit, ut quem voluisset emptum haberet, non et illud, an emptum haberet.

D., 18, I, de contrahenda emptione, 34, 6 (Paulo).

+ Obligaciones alternativas: la importancia de lo estipulado


Si alguno se hubiese hecho prometer a Stico a Pánfilo, el que de los dos él mismo quisiere, pedirá el que hubiese elegido, y sólo éste estará en la obligación. Pero, preguntándose si podría mudar de voluntad y hacer recaer la petición en otro, habrá de atenderse a las palabras de la estipulación, según que sean: "el que yo hubiese querido" o "el que yo quiera"; pues si fueran "el que yo hubiese querido", una vez que hubiese elegido, no podrá mudar de parecer; pero si el contexto de sus palabras fuese: "el que yo quisiera, tendrá facultad de cambiar hasta el momento de la litis contestatio (iudicium dictare).

Si quis stipulatus sit Stichum aut Pamphilum, utrum ipse vellet: quem elegerit, petet et is erit solus in obligatione. An autem mutare voluntatem possit et ad alterius petitionem transire, quaerentibus respiciendus erit sermo stipulationis, utrumne talis sit "quem voluero" an "quem volam": nam si talis fuerit "quem voluero", cum semel elegerit, mutare voluntatem non poterit: si vero tractum habeat sermo illius et sit talis "quem volam", donec iudicium dicter, mutandi potestatem habebit.

D., 45, I, de verborum obligationibus, 112, pr. (Pomponio).

+ Entrega en noxa


El condenado a pagar diez o dar en noxa, está obligado por la actio iudicati a los diez, pues la facultad de dar en noxa la recibe de la ley. Sin embargo, el que se hizo prometer diez o la dación en noxa, no puede demandar los diez, porque en la estipulación entran cada uno de estos objeto por sí, y podemos hacernos prometer cada uno separadamente; en cambio, la sentencia de exclusiva entrega en noxa es nula. Pero tiene lugar la condena pecuniaria. Y por esto se ejercita la actio iudicati respecto a los diez, ya que a éstos sólo se condena; la entrega en noxa está comprendida en el pago y se concede por la ley.

Decem aut noxae dedere condemnatus iudicati in decem tenetur: facultatem enim noxae dedendae ex lege accipit. At is, qui stipulatus est decem aut noxae dedere, non potest decem petere, quia in stipulatione singula per se veniunt ea, quae singula separatim stipulari possumus: at iudicium solius noxae deditionis nullum est. Sed pecuniariam condemnationem sequitur. Et ideo iudicati decem agitur, his enim solis condemnatur: noxae deditio in soluitone est, quae e lege tribuitur.

D., 42, I, de re iudicata, 6, I (Ulpiano).

+ Fijación de precios: ejemplo práctico


También si se hubiere vendido parte del vino de una bodega, por ejemplo, cien vasijas, es evidente (y parece que en ello se está de acuerdo) que, antes de que se mida, todo riesgo corresponde al vendedor, sin que interese que se haya fijado un solo precio en junto para todas las cien vasijas o para cada una de ellas.

Sed et si ex doleario pars vini venierit, veluti metratae centum verissimum est (quod et constare videtur) antequam admetiatur, omne periculum ad venditorem pertinere: nec interest unum pretium omnium centum metretarum in semel dictum sit an in singulos eos.

D., 18, I, de contrahenda emptione, 35, 7 (Gayo).

+ Obligaciones potestativas: ejemplo con el peso del aceite


Cuando es legado cierto peso de aceite, sin añadir de qué calidad, no se suele indagar de qué clase de aceite acostumbraba a usar el testador, o qué clase de aceite tengan en uso los hombres de aquella región, y, por consiguiente, el heredero tiene libertad para darle al legatario el aceite de la clase que quiera.

Cum certum pondus olei non adiecta qualitate legatur, non solet quaeri, cuius generis oleo uti solitus fuerit testator aut cuius generis oleum istius regionis homines in usu habeant: et ideo liberum est heredi cuius vellet generis oleum legatario solvere.

D., 33, 6, de tritico vino vel oleo leg., 4 (Paulo).

+ Supuesto de donación de esclavos sin estipulación de los mismos


De igual manera, si alguien hubiese donado un cierto número de esclavos y no hubiese, sin embargo, designado nominalmente a los mismos, también en este caso entregará esclavos de tipo medio, ni tales que fuese más provechoso no tenerlos que tenerlos, ni tampoco de aquellos que aventajan a toda la familia de esclavos del donante; sino que aquí se observará el término medio.

Similique modo, si quis certum numerum servorum donaverit, non tamen et is nominatim servos inscripserit, et hic mediocris figurae servos tradere, et neque tales, quos non habere magis, quam habere prodest, nec iterum eos, qui omnem servorum familiam donatoris antecellunt; sed et hic mediocritas spectetur.

C., 8, 53, de donationibus, 35, 2 (Justiniano).

----------

Arias Ramos, "Derecho romano", págs. 739 - 741 y 951 - 952.