viernes, 27 de febrero de 2015

Las Instituciones de Justiniano



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vamos a indicar en esta entrada la división, manuscritos más antiguos y el modo de citarse de las Instituciones de Justiniano.

Instituciones de Justiniano y Derecho romano

- División de las Instituciones


Las Instituciones de Justiniano se dividen en cuatro libros: cada libro está subdividido en títulos, y cada título en párrafos. El primer libro, previas algunas nociones generales acerca del derecho, trata de las personas; el segundo, de las cosas, de los derechos reales, de las sucesiones testamentarias, etc.; el tercero, de las sucesiones intestadas y de las obligaciones que nacen de los contratos y cuasicontratos; el cuarto, de las obligaciones que nacen de los delitos y cuasidelitos, de las acciones y de los demás medios legales de hacer valer los propios derechos.

- Manuscritos de las Instituciones


El más antiguo, que está conservado en la Biblioteca capitular de Verona y se remonta al siglo VII, no está completo. Entre los completos hay cuatro anteriores a Irnerio, de los siglos IX, X y XI, y unos 10 anteriores a Accursio; los demás pertenecen generalmente a los siglos XIV y XV.

- Ediciones de las Instituciones


Las principales son:

1ª Ediotio princeps in urbe Magontina, per Petrum Schoyfter de Gernesheim (1468); esta edición, que es la más antigua de todas, contiene glosas: la primera edición no glosada es la de París de 1511.

2ª Editio haloandrina, debida a Gregorio Aloandro (Nuremberg, 1529).

3ª La edición de Biener, Justiniani Institutionum libri IV (Berlín, 1812).

4ª La edición de Schrader (Berlín, 1832); esta edición está enriquecida con un aparato crítico y excelentes anotaciones.

5ª La de Huschke en 1868.

6ª La de Krueger en 1869, reproducida luego en las ediciones estereotípicas del Corpus iuris de Berlín, que es la mejor.

7ª La de Mispoulet y de Girard en sus Manuales.

- Modo de citar los textos de las Instituciones


Para citar las Instituciones se empieza indicando el párrafo, se añade luego el epígrafe del título y, por último, se indica el número del libro y del título. Algunos comienzan indicando el número del libro y del título, añadiendo al final el del párrafo.

El primer apartado se llama principium o proemio, y el que le sigue se denomina párrafo primero.

----------

Fuente:
Derecho romano, Felipe Serafini, páginas 68 - 69.