miércoles, 16 de diciembre de 2015

La intercesión en Derecho romano: concepto y clases



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Hemos tratado ya algunas de las obligaciones destinadas a garantizar el cumplimiento de una obligación, como, por ejemplo, el contrato de prenda, el pacto de hipoteca, el juramento promisorio, las arras y la pena convencional; aquí trataremos de las varias clases de intercesión.

Intercesion y Derecho romano

- Concepto de intercesión o intercessio


La palabra intercessio, en su acepción vulgar y general, comprende toda intervención de una persona en favor de otra; pero en su acepción técnica y propia es el acto mediante el cual una persona, sin estar para ello obligada, asume, con relación al acreedor, la obligación de un tercero.

- Clases de intercesión en el Derecho de la antigua Roma


+ Intercesión privativa e intercesión cumulativa


Se llama intercesión privativa o intercesión cumulativa, según que el intercedente asuma la deuda ajena poniéndose en el lugar del verdadero deudor, o se obligue juntamente con éste, accediendo a su obligación.

La intercesión cumulativa, a la cual nos limitaremos en este lugar, es de dos clases: el intercedente, en efecto, puede acceder a la obligación ajena, obligándose, junto con el deudor primitivo, de un modo principal, como en el caso de la correalidad, o sólo de una manera accesoria, como en la fianza, en el constituto de deuda ajena y en el mandato cualificado.

----------

Fuente:
Instituciones de Derecho romano | Libro tercero, De las obligaciones | Felipe Serafini, páginas 224 - 225.