jueves, 19 de mayo de 2016

Derechos reales de garantía en Derecho romano (IX): extinción del Derecho de prenda



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La prenda o hipoteca se extingue en el Derecho de la antigua Roma por diferentes causas, las analizamos.

Derechos reales de garantia y Derecho romano

- Por las causas comunes a los derechos reales sobre cosa ajena


Destrucción –y no simple transformación o restauración– de la cosa; renuncia, incluso tácita –por ejemplo, restituyendo al acreedor la cosa–; confusión, o sea, coincidencia en una misma persona de la condición de acreedor pignoraticio y de propietario de la cosa empeñada.

- Por la cancelación de la deuda


En cualquier forma –pago, datio in solutum, pactum de non petendo, novación–, pero no por la litis contestatio. La deuda ha de ser satisfecha plenamente: pignoris causa indivisa est.

- Por la venta que hace de la cosa el primer acreedor pignoraticio


La prenda se extingue frente a él y frente a los demás acreedores. Éstos sólo tienen derecho a lo que, después de satisfecho el acreedor anterior, queda de excedente.

- Por prescripción


A favor del tercero que posee de buena fe y con justo título la cosa pignorada durante diez o veinte años, según se trate de presentes o de ausentes. Tal prescripción, de efecto adquisitivo en la época justinianea, puede hacerse valer contra el antiguo propietario y contra el acreedor pignoraticio. El poseedor de buena fe, aun carente de justo título, adquiere la propiedad de la cosa pignorada, libre del gravamen, por el transcurso de treinta o cuarenta años.

----------

Fuente:
Derecho Romano, Instituciones de Derecho Privado | Juan Iglesias | Páginas 305 - 306.