miércoles, 11 de mayo de 2016

Derechos reales de garantía en Derecho romano (V): objeto del "pignus"



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Objeto de prenda e hipoteca sólo puede ser una cosa enajenable (1), corporal o incorporal. En la época clásica se admite que el titular del ius in agro vectigali constituya hipoteca, pero ésta recae sobre el praedium vectigale, en los límites del derecho atribuido al constituyente. La legislación justinianea considera susceptible de prenda el usufructo, las servidumbres rústicas y la superficie, entendiendo que lo que se empeña es el derecho real, la cosa incorporal.

Prenda y Derecho romano

- Crédito y derecho de prenda


Objeto de prenda pueden ser también un crédito –pignus nominis– y el mismo derecho de prenda –pignus pignori datum o subpignus– (2).

- Universalidad de cosas o suma de cosas


La prenda puede recaer sobre una universalidad de cosas, como un rebaño, o sobre una suma de cosas, como un almacén de mercancías y también sobre un entero patrimonio (3), afectando a los objetos que sucesivamente se incorporan a éste.

- Parte de cosa


Es susceptible de empeño una parte de cosa –cuota de condominio–. Si la cosa se divide, el derecho de prenda afecta a todas las partes divididas, en proporción a la cuota.

- Frutos y cosas futuras


Finalmente, pueden constituirse en prenda los frutos y cosas futuras.

----------

(1) D. 20, 1, 9, 1: quod emptionem venditionemque recipit, etiam pignerationem recipere potest. La prohibición de enajenar entraña también la prohibición de empeñar la cosa. Ciertamente, del empeño deriva una facultad condicionada de enajenar.

(2) D. 20, 1, 13, 2. En esencia, el pignus nominis y el subpignus son cesiones del crédito o del derecho de prenda.

(3) En el último caso, quedan excluidos los objetos más indispensables para el vivir cotidiano (D. 20, 1, 6).

----------

Fuente:
Derecho Romano, Instituciones de Derecho Privado | Juan Iglesias | Páginas 301 - 302.