sábado, 9 de julio de 2016

Derecho de las personas en Derecho romano (II): introducción a las personas naturales



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La personalidad o capacidad jurídica del hombre no empieza hasta su nacimiento. El embrión no es considerado todavía persona, sino parte de la entraña materna. El apotegma de nasciturus pro jam nato habetur, quotiens de commodo ejus agitur, no quiere decir que el concebido –nasciturus– tenga ya capacidad jurídica, sino tan sólo que, en ciertas condiciones, la capacidad jurídica del natus –del nacido vivo– se retrotrae al tiempo de su concepción.

Personas naturales y Derecho de la antigua Roma

La importancia práctica de estas norma atañe principalmente al Derecho hereditario. Si bien se exige que el heredero viva ya al producirse la herencia, basta con que se halle concebido en ese instante. Es decir, que el natus –y no el nasciturus, en su condición de tal– puede heredar al causante, aunque a su muerte sólo se hallase concebido; así, por ejemplo, el hijo legítimo hereda a su padre muerto antes de nacer él. En previsión de su capacidad jurídica y hereditaria futura, al "nasciturus" cabe nombrarle un curador –curator ventris– que, de antemano, provea a sus intereses; y la madre encinta de un hijo póstumo puede exigir que se le señalen alimentos durante el tiempo de su embarazo, a cuenta de la porción hereditaria que haya de corresponder al hijo. Las leyes romanas confieren a la madre, en garantía de ese derecho, la facultad de entrar en la posesión provisional de los bienes de la herencia: missio in possessionem ventris nomine.

En Derecho moderno todos los seres humanos son personas; es decir, jurídicamente capaces –libres–, y la capacidad jurídica privada o libertad, es, en principio, la misma para todos. Mas esta conquista jurídica, de la que está todavía muy lejos el Derecho romano, presupone una larga y profunda evolución.

En Derecho romano existen seres privados de libertad, esclavos; es decir, hombres que jurídicamente tienen consideración de cosas, y que, por tanto, no son capaces de derechos propios, sino simples objetos de derechos. Además, el grado de capacidad jurídica de los hombres libres varía según su estado de ciudadanía y familiar. Esta gradación se refleja en la teoría de los tres status o grados de capacidad jurídica: status libertatis –división de los hombres en libres y esclavos–, status civitatis –ciudadanos y no ciudadanos– y status familiae: "patresfamilias" y "filiifamilias".

----------

- Derecho de las personas en Derecho romano


+ Derecho de las personas en Derecho romano (I): concepto y clases de personas

+ Derecho de las personas en Derecho romano (III): "Status libertatis". Libres y esclavos

+ Derecho de las personas en Derecho romano (IV): "Status civitatis". Ciudadanos y peregrinos

+ Derecho de las personas en Derecho romano (V): "Status familiae". Paterfamilias y filiusfamilias

+ Derecho de las personas en Derecho romano (VI): "Capitis deminutio"

+ Derecho de las personas en Derecho romano (VII): degradación del honor civil

+ Derecho de las personas en Derecho romano (VIII): naturaleza de la personalidad jurídica

+ Derecho de las personas en Derecho romano (IX): asociaciones y fundaciones

----------

Fuente:
Instituciones de Derecho privado romano, R. Sohm, páginas 147 - 148.