sábado, 23 de marzo de 2013

Princeps



Se denominaba princeps al príncipe, el primero de los romanos (princeps romanorum). Dicha figura fue creada por Octavio tras su victoria en Actium y ante la necesidad de salvaguardar la República. Nació, de hecho, con esa intención, y es esta misma la que justifica la concentración de poder que lleva a cabo Octavio, concebida como provisional. A él se le encomendó el mando supremo militar de las provincias no pacificadas, el título de Augusto (autoridad máxima), la potestad tribunicia y el cargo de pontífice máximo. Posteriormente, la figura del princeps sobrevivió hasta la muerte de Alejandro Severo y determinó el nacimiento de una nueva administración más centralizada y de un período distinto en la historia política de Roma: el Principado.