domingo, 9 de septiembre de 2012

Iniuria o injuria



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El término iniuria en Derecho romano designa en sentido amplio cualquier acto realizado sin derecho (como contrapuesto a ius - non iure); en sentido estricto designa nuestro delito por excelencia.

Delitos de injuria en Derecho romano

- La injuria en la Ley de las XII Tablas


La Ley de las XII Tablas castigaba como injuria sólo algunos hechos que constituían atentados contra la integridad corporal: amputación de un miembro (membrum ruptum), fractura de un hueso (os fractum), o cualquier ofensa física sin lesión, como una bofetada.

- ¿En qué consistía el delito de injuria en el Derecho romano?


Más adelante, y fundamentalmente por obra del Pretor, se amplió considerablemente el ámbito del delito, concibiéndose como injuria todo tipo de ofensa, ya fuese física o moral.

Así, sería considerado como delito de injuria, tanto el golpear con intención de causar una afrenta, como el atentar contra el pudor de mujeres y jóvenes honestos, con insinuaciones, palabras o actos inconvenientes. También se consideraba injuria las palabras infamatorias contra una persona para desprestigiarlo ante sus conciudadanos, o el hecho de componer, escribir o publicar libelos difamatorios, etc.

- La violación del domicilio


Es de advertir que, aunque en principio la violación de domicilio era también considerado como un delito de injuria, a partir de una lex Cornelia (rogada por el dictador Sila), escapa al ámbito de este delito privado para convertirse en un delito público perseguible mediante un procedimiento criminal.

- La ofensa moral o física


El ofendido moral o físicamente podía ejercitar la acción de injurias estimatoria, para conseguir del culpable una indemnización en metálico proporcional a la ofensa recibida. Se llama precisamente estimatoria porque el importe de la indemnización no era fijo, sino estimado por el juez en base a circunstancias de tiempo y lugar, a la honorabilidad de la víctima, a la intención del autor de la ofensa, etc. La acción de injurias, al igual que la actio furti es infamante, y no se transmite ni contra los herederos del autor de la ofensa ni a los herederos del injuriado.

----------

Fuente:
Derecho Privado Romano - Antonio Ortega Carrillo de Albornoz.