jueves, 4 de abril de 2013

El Derecho romano y y la formación del Derecho europeo



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
El redescubrimiento del Digesto por parte de Irnelio en Bolonia supuso un antes y un después para la historia de la ciencia jurídica europea. Se descubrió en el siglo XI d.C.

• ¿Cuál era el panorama jurídico europeo antes de este descubrimiento? Desde la caída de Roma hasta el siglo XI nos hallamos en la alta Edad Media.

En el siglo VI se recibe el Corpus Iuris Civiles mediante una pragmática del propio Justiniano; el Disgesto parece ser que aún no estaba.

Otra gran fuente jurídica era el derecho consuetudinario.

La última gran fuente es el derecho canónico, que se desarrolla a partir del Código Teodosiano.

• ¿A qué llamamos romanismo? Son las distintas transfusiones de derecho romano a lo largo de la historia que determinan la configuración de los derecho europeos. Se llama romanismo a la ciencia jurídica europea que se inicia con el descubrimiento del Digesto en el siglo XI.

Se producen nuevas formas de estudio y aparecen los juristas glosadores. Son juristas que se dedican al estudio del Derecho romano como si fuera un ideal y que afirman que debe aplicarse. Entre los juristas destacados en ese período nos encontramos con Accursio.

Los comentaristas o postglosadores, hicieron del comentario su principal método de estudio. Están muy bien reconocidos y destaca Bártolo. La nueva escuela será conocida durante todos estos siglos como mos-italicus, lo que quiere decir estilo o modo italiano de estudiar el Derecho.

Con el Humanismo surge una nueva forma de Derecho para reconstruir ese mundo clásico.A esta forma de acercamiento se le denomina most-gallicus.

El trabajo sobre las fuentes romanas da lugar al ius commune europeum (conjunto de normas doctrinales que influyen en los ordenamientos jurídicos de Europa).

En esa homogenización jurídica tenemos normas como que los juristas se formen en los mismos centros, el Derecho común como Derecho supletorio, la Res pública christiana y el Sacro Imperio Romano-Germánico.