lunes, 11 de noviembre de 2013

Limitaciones por sexo o religión en Roma



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

- Romanas y práctica del Derecho


Las mujeres están excluidas de todos los cargos civiles o públicos, y, por tanto, no pueden ser jueces, ni desempeñar una magistratura, ni demandar, ni intervenir por otro, ni ser procuradoras.

Feminae ab omnibus oficiis civilibus vel publicis remotae sunt et ideo nec iudices esse possunt nec magistratum genere nec postulare nec pro alio intervenire nec procuratores existere.

D., 50, 17, de diversis regulis iuris, 2, pr. (Ulpiano).

Romanas derecho romano

- La mujer en el Derecho romano


La mujer, evidentemente, no podrá ser testigo en un testamento; pero en otros casos la mujer puede ser testigo; prueba de ello es la lex Iulia de adulteriis, que prohibe sea presentada como testigo o preste testimonio la mujer condenada por adulterio.

Mulier testimonium dicere in testamento quidem non poterit, alias autem posse testem esse mulierem argumento est lex Iulia de adulteriis, quae adulterii damnatam testem produci vel dicere testimonium vetat.

D., 28, I, qui testamenta facere, 20, 6 (Ulpiano).

- Matrimonio entre judíos y cristianos


Ningún judío reciba en matrimonio mujer cristiana, ni el cristiano obtenga en matrimonio una judía. Pues si alguien tal cosa permitiese, semejante contravención tendrá consideración de adulterio cometido, dejándose libertad también al público para acusar.

Ne quis Christianam mulierem in matrimonium Iudaeos accipiat, neque Iudaeae Christianus coniungium sortiatur. Nam si quis aliquid huiusmodi admiserit, adulterii vicem commissi huius crimen obtinebit, libertate in accusandum publicis quoque vocibus relaxata.

C., I, 9, de Iudaeis, 6 (Valentiniano, Teodosio y Arcadio).

- Religión ajena al cristianismo y esclavitud


El pagano, el judío, el samaritano y cualquiera que no es ortodoxo no puede tener esclavo cristiano; pues éste se hace libre, y el que le compró paga al tesoro privado treinta libras.

Paganus et Iudaeus et Samaritanus et quicumque non est orthodoxus non potest Christianum mancipium habere; nam et ipsum fit liberum, et qui id comparavit, rebus privatis triginta libras inferit.

C., I, 10, ne Christianum mancipium, 2 (Epit. graec. Const. Just.).

----------

Arias Ramos, "Derecho romano", pág. 643, 884.

----------



Artículo redactado por Javier García de Tiedra González, estudiante de Derecho en la Universidad de Cádiz y administrador de Derecho en red.