domingo, 1 de marzo de 2015

El Código de Justiniano: constituciones imperiales desde Adriano hasta Justiniano



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Código, contiene en compendio las constituciones imperiales desde Adriano hasta Justiniano.

Emperador romano y constituciones imperiales

- División del Código


El Código se divide en 12 libros: los libros se subdividen en títulos y los títulos se componen de mayor o menor número de constituciones imperiales, dispuestas por orden cronológico, mutiladas unas veces, íntegras otras.

Cada constitución lleva a la cabeza el nombre del emperador que la dictó y el de la persona a quien fue dirigida, hallándose al final la indicación del lugar y del año de su fecha, aunque hay algunas constituciones que carecen de ella.

- Manuscritos del Código


Muchos son los manuscritos del Código, pero hay pocos buenos; ninguno tan antiguo ni tan completo como el de las Pandectas florentinas.

En algunos manuscritos se omiten constituciones entras, especialmente griegas; en otras las constituciones no están transcritas sino en extractos, y a casi todas les faltan los tres últimos libros, dedicados al derecho público, la aplicación del cual había debido cesar muy pronto, de donde provino la práctica de que en las escuelas no se enseñaran más que los nueve primeros libros, los únicos que se hallan en las ediciones antiguas.

- Ediciones antiguas del Código


Merecen especial mención entre ellas la Editio princeps, impresa en Maguncia en 1475, la de Aloandro (Meltzer), impresa en Nuremberg; la de Hermann de 1868, y principalmente la de Krueger en 1879 (estereotipada también en la edición citada del Corpus iuris, vol. II).

- Modo de citar el Código


Las constituciones del Código se citan en la misma forma que los fragmentos de las Pandectas, con la diferencia de que en vez de fr. (fragmento) se emplea la letra c, que indica constitutio. Algunos autores emplean en lugar de las iniciales fr. y c la inicial L, que indica Ley; pero entonces se ven obligados a añadir una D o una C, según que la ley sea del Digesto o del Código.

----------

Fuente:
Derecho romano, Felipe Serafini, páginas 74 - 75.