viernes, 6 de marzo de 2015

Vicisitudes del Derecho romano en Oriente

Si bien es verdad que la legislación justinianea se conservó durante mucho tiempo como derecho positivo del Imperio bizantino, sufrió, no obstante, muchos cambios. Ante todo, el idioma latino, en que estaban escritas las Instituciones, las Pandectas y el Código, hizo necesaria su traducción al griego; en segundo lugar, fueron publicadas muchas leyes por los sucesores de Justiniano, y, por último, la excesiva extensión del Digesto y del Código dio lugar al uso de los compendios griegos. Entre las obras griegas más notables acerca de la legislación de Justiniano que pueden ser consultadas con gran provecho para la recta interpretación del derecho justinianeo, son dignas de mención la Paráfrasis de Teófilo y los libros de las Basílicas.

Roma y el Derecho romano de Oriente

- Paráfrasis de Teófilo


Pocos años después de la publicación de las Instituciones latinas fue compuesto un extenso trabajo griego sobre las mismas (parafrasi), cuyo autor, según la tradición, no comprobada con certeza, fue Teófilo. La importancia de este trabajo es grandísima. Está basado en una antigua versión griega de Gayo con sus correspondientes comentarios, que datan de la escuela de Beyruth, muy floreciente durante el siglo anterior a Justiniano. En este libro, que será siempre uno de los mejores de la exégesis, se halla, pues, recopilada gran parte de la antigua tradición. La última edición hecha sobre los manuscritos y enriquecida con nueva versión latina es la de Ferrini. Un largo comentario a la Paráfrasis, casi coetáneo de su compilación, fue descubierto en los manuscritos de París y editado por Ferrini (Milán, 1887).

jueves, 5 de marzo de 2015

Del "Corpus iuris civilis" en su conjunto

Las cuatro colecciones del derecho justinianeo que separadamente acabamos de examinar (Pandectas, Código, Novelas e Instituciones) se conocen con el nombre genérico de Corpus iuris civilis, denominación adoptada ya por los glosadores, quienes, como nosotros, consideraban la legislación justinianea como un solo todo.

Corpus iuris civilis y Derecho romano

- División del Corpus iuris civilis de los glosadores


Los glosadores habían dividido el Corpus iuris civilis en cinco volúmenes, que contenían: el primero, el Digesto viejo (desde el libro I al libro XXIV, título 2.º); el segundo, el Inforciado (desde el libro XXIV, título 3.º, al libro XXXVIII); el tercero, el Digesto nuevo (desde el libro XXXIX al L); el cuarto, los nueve primeros libros del Código, las Instituciones, la versión vulgata de las Novelas, dividida en nueve colecciones, sin contar dos libros del derecho feudal que, juntamente con algunas leyes del Imperio, formaban la décima colección.

miércoles, 4 de marzo de 2015

Interpretación de las compilaciones justinianeas

Las Pandectas contienen algunos fragmentos que se contradicen entre sí y con otras pasajes del Código y de las Instituciones, siendo preciso, cuando se encuentran tales antinomias, examinar con minucioso cuidado (subtili animo), si los hechos presentan algún matiz que permita concordar la aparente contradicción de los textos, o si uno de los fragmentos puede ser considerado como regla y el otro como excepción, o si deben ser tenidos como partes de un todo que se completan mutuamente, de suerte que la generalidad aparente de uno de ellos se halle, en realidad, precisada y limitada por el otro.

Compilacion justinianea y Derecho romano

- Concordancia sistemática: ejemplo relativo a la usucapión


He aquí un ejemplo de semejante concordancia, que suele llamarse sistemática: Pomponio, en el fr. 3 y en el fr. 4, 2, D., prosuo, XLI, 10, dice que es posible la usucapión, aunque falte justo título, cuando el poseedor supone erróneamente tenerlo. Por el contrario, Justiniano, en sus Instituciones, 11, de usucapionibus, II, 6, declaran imposible en tal caso la usucapión.

martes, 3 de marzo de 2015

Interpolaciones en las Pandectas y en el Código

Se llaman interpolaciones en Derecho romano, según la definición de Gradenwitz, a las alteraciones que las comisiones justinianeas introdujeron en los textos acogidos en sus colecciones a los fines de las mismas.

Interpolaciones y la Historia del Derecho romano

El Digesto y el Código, destinados a servir de texto oficial de ley, no debían contener otras disposiciones que las vigente en tiempo de Justiniano. Los individuos de las comisiones recibieron la orden explícita de introducir en los fragmentos, extraídos de las obras de los jurisconsultos y de las constituciones imperiales, cuantas modificaciones, correcciones y adiciones creyeran indispensables, al objeto que Justiniano se había propuesto. Y como quiera que la necesidad de esas alteraciones era más sentida en las obras de los jurisconsultos, publicadas en una época mucho más distante de las compilaciones justinianeas que las constituciones imperiales, de ahí se sigue que el Digesto contenga interpolaciones más relevantes en relación con el Código.

lunes, 2 de marzo de 2015

Las Novelas de Justiniano, Justino II o TIberio II

Justiniano no dejó ninguna colección oficial de sus Novelas, pero existen varias colecciones privadas que difieren entre sí, no tanto por el número de Novelas que contienen, cuanto por el orden en que están distribuidas.

Justiniano y sus novelas

Las colecciones privadas más importantes para nosotros son:

- Epitome Juliani


El Epitome Juliani, compendio latino de 125 Novelas, compilado en el año 556 por Juliano, profesor de derecho de la escuela de Constantinopla.