domingo, 20 de julio de 2014

Nacimiento y organización de la República romana

Tras una penumbra legendaria, que desemboca en la tímida luz del crepúsculo de la historia romana, encontramos la ciudad de Rómulo regida, sucesivamente, por tres reyes que llevan nombre etrusco: Tarquino el Antiguo, Servio Tulio y Tarquino el Soberbio. Con la expulsión del último, a fines del siglo VI a.C., los romanos se liberaron de la dominación etrusca e instauraron la República, que había de durar hasta principios de la segunda mitad del siglo I antes nuestra Era, y engrandecer la ciudad con el vasto dominio mediterráneo, que llamamos Imperio romano.

Republica romana

- El Senado y las nuevas magistraturas en la República romana


El poder de los reyes fue confiado a dos cónsules de elección anual, mientras el Senado, la vieja asamblea de los padres de las gens, que surgió ya durante la monarquía, se hizo omnipotente y aseguró la continuidad de las instituciones republicanas. Con el tiempo, aparecieron otras magistraturas encargadas de determinadas funciones de gobierno: los pretores, de la administración de la justicia; los cuestores, de la gestión de la hacienda pública; los censores, de la formación del censo y la vigilancia de las costumbres de los ciudadanos; los ediles, del aprovisionamiento y policía de la ciudad.

sábado, 19 de julio de 2014

Obligaciones romanas por su eficacia: naturales y civiles

- Obligaciones naturales


No sólo se consideran naturales las obligaciones si por razón de las mismas compete alguna acción, sino también cuando el dinero pagado no se puede repetir; pues aunque impropiamente se diga que deben los deudores naturales, puede considerárseles abusivamente como deudores y que los que de ellos recibieron el dinero recibieron lo que se les debía.

Naturales obligationes non eo solo aestimantur, si actio aliqua eorum nomine competit, verum etiam cum soluta pecunia repeti non potest: nam licet minus proprie debere dicantur naturales debitores per abusionem intellegi possunt debitores et, qui ab his pecuniam recipiunt, debitum sibi recepisse.

D., 46, I, de fideiussoribus et mand., 16, 4 (Juliano).

Los esclavos eran objeto de obligaciones en Roma

- Esclavos romanos y obligaciones


Ciertamente los esclavos se obligan por los delitos y si se les manumite continúan obligados; en cambio, por los contratos no se obligan en realidad civilmente, sino que se obligan y obligan naturalmente. En resumen: que si yo al esclavo que me dio dinero en mutuo, una vez manumitido le pago, quedo exento de obligación.

Servi ex delictis quidem obligantur et, si manumittantur, obligati remanent: ex contractibus autem civiliter quidem non obligantur, sed naturaliter et obligantur et obligant. Denique si servo, qui mihi mutuam pecuniam dederat, manumisso solvam, liberor.

D., 44, 7, de obligationibus et act., 14 (Ulpiano).

viernes, 18 de julio de 2014

La Italia primitiva y los orígenes de Roma

Italia, poblada en la Edad de Piedra por pueblos mediterráneos, recibió durante la Edad del Bronce invasores de más allá de los Alpes, tribus de lengua indoeuropea. Poco después del año 1.000 antes de Jesucristo, llegaron a sus costas unas gentes del Asia Menor que los movimiento de pueblos del Oriente Mediterráneo habían lanzado durante largos años a una existencia errante de marinos y piratas: los etruscos. Se establecieron en la región que de ellos tomó el nombre de Etruria o Toscana y, gracias a su organización y a su técnica, consiguieron pronto señorear toda la Italia Central. En el siglo VI antes de Jesucristo, dominaban desde la llanura del Po hasta Capua, en la Campania. Más al sur de la Península, los colonos griegos ocupaban, desde el siglo VIII antes de Jesucristo, las coste de la Italia Meridional y de Sicilia.


Tal era, en síntesis, el mapa etnográfico de Italia cuando, en el siglo VII antes de nuestra Era, acaeció la serie de circunstancias que determinaron el nacimiento de la ciudad de Roma.

martes, 15 de julio de 2014

Obligaciones según su objeto en el Derecho romano

Si analizamos las obligaciones en el Derecho romano según su objeto vamos a diferenciar primeramente en imposibles, divisibles e indivisibles, ciertas e inciertas, y seguidamente en obligaciones alternativas, facultativas o genéricas.

Obligaciones en derecho romano

- Obligaciones imposibles, divisibles e indivisibles, ciertas e inciertas


+ Obligación de objeto imposible: nula


La obligación de objetos imposibles es nula.

Impossibilium nulla obligatio est.

D., 50, 17, de diversis regulis, 185 (Celso).

sábado, 12 de julio de 2014

Clases de obligaciones romanas por el sujeto: "in rem scriptae" y solidarias

- Acciones noxales: siguen a la persona


Todas las acciones noxales siguen a la persona, pues si tu hijo o tu esclavo cometiere algún delito mientras esté en tu potestad, contra ti es la acción; si pasa a la potestad de otro, comienza a existir la acción contra él; si se hace sui iuris, existe la acción directa contra él mismo y se extingue la posibilidad de abandono noxal. Y, por el contrario, también una acción directa puede surgir como noxal, porque si un pater familias cometiere delito y después se da a ti en arrogación o se hace esclavo tuyo -lo que puede suceder en algunos casos que referimos en el primer comentario-, surge contra ti la acción noxal que anteriormente fue directa.

Omnes autem noxales actiones caput secuntur, nam si filius tuus servusve noxam commiserit, quamdiu in tua potestate est, tecum est actio; si in alterius potestatem pervenerit, cum illo incipit actio esse; si sui iuris coeperit esse, directa actio cum ipso est, et noxae deditio extinguitur. Ex diverso quoque directa actio noxalis esse incipit: nam si pater familias noxam commiserit, et is se in adrogationem tibi dederit aut servus tuus esse coeperit quod quibusdam casibus accidere primo commentario tradidimus, incipit tecum noxalis actio esse quae ante directa fuit.

Gayo, 4, 77.

Derecho romano y caballos
Contra los daños de los animales de cuatro patas se podía, según el Derecho romano, interponer una acción.

- Acción noxal: diferentes supuestos


Toda acción noxal sigue al individuo. Pues si tu esclavo cometiere delito, mientras esté en tu potestad, contra ti es la acción; si pasase a la potestad de otro, surge la acción contra él, y si fuese manumitido, queda obligado directamente él mismo y se extingue la posibilidad de abandono noxal. Y, por el contrario, también una acción directa puede surgir como noxal; pues, si un hombre libre cometiere delito y se hiciese esclavo tuyo (lo cual acaece en los casos a que nos referimos en el libro primero), comienza a existir contra ti como noxal la acción que anteriormente fue directa.

[Omnis autem noxalis actio caput sequitur. Nam si servus tuus noxiam commiserit, quamdiu in tua potestate sit, tecum est actio; si in alterius potestatem pervenerit, cum illo incipit actio esse, aut si manumissus fuerit, directo ipse tenetur et extinguitur noxae deditio. Ex diverso quoque directa actio noxalis esse incipit; nam si liber homo noxiam commiserit et is servus tuus esse coeperit (quod casibus quibusdam effici primo libro tradidimus), incipit tecum esse noxalis actio, quae ante directa fuisset].

I., 4, 8, de noxalibus act., 5.