lunes, 23 de septiembre de 2013

Modos originarios de adquirir la propiedad



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los modos originarios de adquirir la propiedad en el Derecho romano eran básicamente: la usucapión, la confusión, la ocupación, la accesión, la conmixtión, la especificación y la adjudicación. Veamos brevemente de que se trataba cada uno de ellos.

Propiedad y Derecho romano

- Ocupación


La ocupación tenía lugar cuando la persona ejercía la posesión sobre una cosa que aparentemente no pertenecía a nadie (res nullius), convirtiéndose de esta manera en propietaria por ocupación (occupatio).

- Accesión


La accesión era el fenómeno en el cual una cosa se adhería a la otra, ya fuera por obra artificial o natural, integrándose ambas en un solo cuerpo o todo. El ejemplo más claro de accesión es el aluvión (alluvio).

- Especificación


La especificación consistía básicamente en la modificación de una materia prima en una nuba especia (species nova), que se abrogaba una individualidad propia, como cuando de la uva se hace vino o del mármol un busto.

- Confusión o conmixtión


Este modo de adquirir la propiedad se presentaba cuando se combinaban líquidos (confusio) o sólidos (conmixtio) fuera de un mismo o diferente género, sin que existiera una incorporación de una cosa a la otra como sucedía en la accesión, ni tampoco la creación o elaboración de una nueva especie.

- Adjudicación


Era la adjudicación de una determinada propiedad por medio de pronunciamiento judicial proferido en el juicio respectivo, los cuales tenían por fin la división de la cosa común, durante los cuales el iudex otorgaba la porción que le correspondía a cada propietario o condómino.

- Usucapión y “praescriptio longi temporis


La usucapión tenía lugar por la posesión continuada de una cosa durante un período de tiempo establecido por la ley. Era una especie de prescripción que se aplicaba principalmente a los llamados fundos provinciales.

Se logró definir como la agregación al dominio a través de la continuación de la posesión durante el tiempo estipulado por la ley. El termino usucapión encuentra su génesis en el vocablo latino “usus” cuyo significado es “usar una cosa” y la voz “capere” que quiere decir “apoderarse o tomar una cosa”.