viernes, 24 de agosto de 2012

Requisitos de la prestación romana



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los requisitos de la prestación en el Derecho de la antigua Roma son los siguientes: tiene que ser posible, lícita y determinada o susceptible de determinar. Además, la prestación romana debe tener un carácter patrimonial.

Prestacion y monedas romanas

- La prestación en Derecho romano tiene que ser posible


Enuncia Celso (D. 50, 17, 185) un principio general, según el cual impossibilium nulla obligatio est, es decir, la obligación de cosas imposibles es nula. Tal principio fundamental se refiere a la imposibilidad inicial, pues la imposibilidad sobrevenida sólo libera al deudor cuando acontece por una causa que no le sea imputable; en el caso que sea debido a una causa a él imputable, la obligación se perpetúa. El requisito absoluto de la posibilidad debe ser limitado al surgir de la obligación.

+ Diferenciación entre imposibilidad física e imposibilidad jurídica


Hay que distinguir entre imposibilidad física (cuando la prestación consiste, por ejemplo, en dar un esclavo que murió) ó jurídica, (cuando la prestación consiste, por ejemplo, en dar una cosa extra commercium.

- La prestación debe ser lícita


Es ilícita la prestación contraria a las normas de derecho o a las buenas costumbres (contra ius vel bonos mores). Un caso de prestación ilícita en sí misma considerada es, por ejemplo, la promesa de cometer un delito.

- La prestación tiene que ser determinada o susceptible de determinar


La prestación debe ser suficientemente determinada. Se trata, sin embargo de un concepto bastante elástico, admitiéndose en algunas relaciones y teniendo en cuenta el carácter de la prestación, un cierto grado de indeterminación, como sucede en las obligaciones alternativas y genéricas. Desde luego existe un límite más allá del cual la obligación es nula, así es nula por indeterminación la promesa de dar un fundo sin más, ó la promesa de cosas fungibles sin determinar la cantidad.

Ahora bien, la prestación también es válida cuando, aún no siendo concretada de forma precisa, sea susceptible de determinar, bien refiriéndola a una circunstancia objetivamente cierta pero desconocida actualmente por las partes (por ejemplo, te vendo cien modios de trigo según el precio del modio en el mercado de Sicilia en Septiembre), bien confiando su determinación al arbitrio de una tercera persona (por ejemplo, te compro este olivar en lo que estime Lucio). El primer criterio de determinación se dice per relationem, el segundo, arbitrium boni vir.

- Carácter patrimonial


Aunque se ha discutido mucho sobre este requisito, podría deducirse de las fuentes que el carácter patrimonial de la prestación se entiende no tanto en el sentido que ella acreciente el patrimonio del destinatario, sino en aquel otro más amplio que ella sea susceptible de una valoración pecuniaria.

----------

Fuente:
Derecho privado romano - Antonio Ortega Carrillo de Albornoz.